La Maldad en tu Casa I

No conosco una respuesta para la pregunta que me hice cuando me contaron este relato, la cuestión es que haces cuando estas con una entidad y rezas para alejarla pero ella te acompaña en la oración.

En Ciudad Obregón hay una colonia llamada ruso donde pase parte de mi infancia ahí se ubicaba la casa de mis abuelos, donde vivía prácticamente toda la familia de mi madre, esta casa echa de ladrillos por mi abuelo y mis tíos, fue construida donde antes eran unos pastizales, no había cementerio indio ni nada por el estilo, la casa fue terminada y echa de dos pisos, sala comedor, recibidor, un cuarto un baño en la parte de abajo y en el segundo piso dos recamaras, yo dormía en la sala con mi mama mi hermana recién nacida en esos tiempos, y un tío.

Todo empieza cuando mi tía Mili, mi primo Hugo, mi tía María se duermen en el segundo piso, en el cuarto de lado izquierdo de la casa, en el otro cuarto dormía mi tío Carlos. Las noches que dormían juntos mi tía mili se quejaba mucho que el Hugo le subía la pierna en sima, mi tía María acatando las quejas de su hermana se acostaba en medio de los dos, sin embargo Mili se seguía quejando de que mi primo le subía la pata, cosa muy difícil ya que estaba en medio de los dos María, después de un tiempo mi tía María y su hijo Hugo fueron a visitar a sus primos al DF.

Esa era la primera noche que mi tía Mili iba a pasar sola en aquel cuarto, llegando la hora de dormir mi tía partió hacia la habitación, se preparo para dormir, se tendió en la cama y sé que dormida, en el trascurso de la noche sintió repentinamente que le subieron la pierna, ella se dio cuenta y dijo quita la pierna Hugo, acto siguiente la pierda se quito con el tiempo se la volvió a subir, ella repitió la frase, pero en ese momento se dio cuenta de que mi primo ya no estaba ahí se levanto en un suspiro con mucho temor, lo primero que se le vino a la mente fue rezar el padre nuestro, empezó las primera estrofa de la oración padre nuestro que estás en los cielos, en ese momento lo que sea que estuviera ahí repitió junto con ella con tono burlón “Padrenuestro que estas en los cielos jajaja” le recorrió un horror tremendo por el cuerpo, a raíz de esto ella apuro la oración pero el acompañamiento a la misma no cesaba, continuaba las mismas frases que mi tía decía burlando se de ellas, al instante que  termino la oración diciendo amen, se mantuvo todo en silencio, después de eso salió de su habitación y se fue a acostar con mis abuelos sin que hubiera poder humano que la detuviera. Después de calmarla un rato les conto lo que le paso en esa habitación, como curiosidad el no termino la oración con ella.

Esto no termino ahí siguieron pasando mas sucesos extraños en esa habitación y solo ahí, en el resto de la casa era una casa común y corriente, si anormalidades, o entidades extrañas, les contare los siguientes relatos en otra oportunidad.

Nota: perdón por cualquier error gramatical o falta de ortografía que pudieran encontrar, si lo encuentran pónganlo en un comentario y lo corregiré a la mayor brevedad posible.

 

 

8 comentarios to “La Maldad en tu Casa I”

  1. afregame messenger we

    dzpoez te rehrezo el koadernoo

  2. Muy bien relatado posiblemente la major version en dia. Suigele!

  3. Ya la habia escuchado pero aun asi.. si da algo de miedo jaja….. igual que pues??? cuando vamos a ir???

    Ya tienes camara!! que onda pues cuando?? xD

  4. denisse Says:

    eso le pasooo ke mello

  5. Anónimo Says:

    me gustaria saber como termina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: